Friday, November 16, 2012

> El cumpleaños del perro (1975)

Según la gente de HOY, hoy es el día del sastre.

¡Por eso las matan!
Cuando yo veía en el periódico los anuncios de esta película me moría de ganas de ir a verla al cine, leía y releía la sensual descripción (un sastre con pasado y un deportista sin futuro encuentran juntos su verdadera inclinación sexual) y hasta recorté el pedacito para verlo en secreto. La imagen era del sastre tomando la medida de la entrepierna del deportista. Hasta yo sentía cosquillas. No recordaba lo de la cerradura, pero ahora siento que además de erótico era prohibido.

Para cuando tuve edad suficiente de ver la película, ya no estaba en cartelera, no existían los videocentros y se me fue olvidando...
Hasta que un día la pasaron por televisión.

Una buena actuación es cuando se siente como si la actriz no estuviera actuando. Diana Bracho nunca ha sido una buena actriz. Actúa porque alega que lo heredado no se hurta, pero hasta ahí. Quizás por eso Bonilla terminó con su vida sobreactuada.
La trama cuenta la vida de dos hombres casados e infelices. Bonilla con Bracho y Martínez de Hoyos con la Sra Montes (desconocida para mí, pero bastante agradable en su papel de esposa quejumbrosa). Bonilla mata a su mujer, pero no la hace tasajos ni la sale a vender, sale a ocultarse a casa del sastre (MdeH), y es cuando la esposa de éste, empieza a berrear día y noche pues se opone a eso. ¿Y cómo termina todo? Pues en otro horrible crimen. 

Moraleja: mujeres, no le colmen la paciencia a sus maridos, todo tiene un límite. Si lo hacen, deberán dormir con un ojo abierto o atenerse a las consecuencias. Ahora, que hay formas de negociar...
Interesante obra del genial Jaime Humberto Hermosillo...