Monday, December 17, 2001

Rosenda (1948)

Dos razones me llevaron a ver esta cinta: Julio Bracho y Rodolfo Acosta. Aquí se luce el Sr. Bracho con una cinta campirana en la que la fotografía de Jack Drapper muestra en cada cuadro una belleza únicamente comparable con la fotografia del Sr Figueroa, se luce Rita Macedo y también se luce el Sr. Acosta como EL TEJON, quien abandona a Rosenda, su prometida, para traer fama y fortuna y se ve en una encrucijada al regresar pues se da cuenta que en realidad no desea ese compromiso. Claro, que para entonces ya su novia se había encariñado con su educador y única compañía, Don Ponciano (Fernando Soler).
Cuando el Tejón regresa, convertido en todo un general ya ni se acuerda de Rosenda, hasta que una ''rodadora'' se la recuerda y entonces se le vuelve a antojar, sólo que cuando se entera de cómo han cambiado las cosas se pone rejego y trata de evitar esa relación a como dé lugar. Ponciano envía a Rosenda fuera de la ciudad para su seguridad, pero al pasar el tiempo y ella no recibir noticias suyas, cree lo peor... 
El final sucede entre trenes, típico del Sr. Bracho. Increíble!