Thursday, November 15, 2012

> Jesús Pérez Gaona, alias "Pito"

Según Raquel Bigorra, hoy es el día mundial de no tomar alcohol y ella lo celebró bebiendo una refrescante "laguna azul".

De una novela de 1938 original del michoacano José Rubén Romero y con la adaptación de Don Miguel Contreras Torres (el marido de Medea de Novara) nace la película de La vida inútil de Pito Pérez, en 1944. Jesús "Pito" Pérez (Manuel Medel) era un hombre de esos que a todo le tira y a nada le dá, un filósofo dicharachero popular, quien después de dar la vuelta al mundo regresa a su pueblo para enterarse de que se ha quedado solo, su madre ha muerto y sus hermanos han abandonado la casa. Triste, decide emprender de nuevo el viaje, pero antes visita la Iglesia, conoce a alguien a quien le empieza a contar sus aventuras y esa persona le paga con alcohol. Así, Pito, quizás embriagado con la bebida etílica y quizás haciendo referencia al dicho de que los niños y los borrachos siempre dicen la verdad, inicia una disertación acerca de la vida, la muerte (vive con un esqueleto de mujer a quien llama CANECA -no es gorda ni seca ni come manteca) y otros temas que muestran lo brillante que es.
No he visto PITO PEREZ SE VA DE BRACERO (1948), aunque me imagino, como su título lo dice, que trata del personaje viajando ilegalmente a Estados Unidos. Esta película, se basa en la misma novela, pero con adaptación de Alfonso Patiño y Leopoldo Baeza. Actúa también el Sr Medel.
LAS AVENTURAS DE PITO PEREZ (1957) es la mejor de todas por la participación de Tin Tan. La adaptación corre ahora a cargo de Fernando de Fuentes y con diálogos modificados por Juan Bustillo Oro (su director) y María Luisa Algarra.
LA VIDA INUTIL DE PITO PEREZ (1970) con Ignacio López Tarso tiene un guión adaptado de Edmundo Báez y Roberto Gavaldón (su director) y aunque me la imaginaba en el estilo fantástico de Gabriel García Márquez, está un tanto cuanto chabacana y hasta ponen a cantar a Lucha Villa SABES DE QUE TENGO GANAS, lo cual me parece algo innecesario y banal. Mientras veo las que me faltan, les diré que las dos versiones, 1944 y 1970, están como para verlas un domingo en matineé. Claro que la segunda, solamente una vez, como dice la canción!!