Thursday, September 27, 2001

Por la puerta falsa (1950)

Esta podría ser una película más con Pedro Armendáriz, Andrea Palma, Rita Macedo, Luis Beristáin, etc. pero no lo es. Tampoco se trata de un suicidio, aunque quizás enamorarse de la persona equivocada lo sea. La puerta falsa es la puerta de servicio, por donde sólo entran personas sin importancia o cuando no quieren llamar la atención entrando por "la puerta grande".
La particularidad de esta cinta radica en que dentro de la dramática historia de amor destinada al fracaso por intereses financieros y otras rivalidades (y trivialidades, porqué no), abundan los tintes religiosos mal enfocados.
Bernardo (Armendáriz) está enamorado de Adela (Macedo) y aunque ella no le corresponde, él ha tenido hacia su familia consideraciones que no merecen. Para los Campos Quiroga, a pesar de ser profundamente religiosos, no les interesa la honestidad ni la virtud del hombre, sino cuanto pesa en oro. 
La hacienda Campos Quiroga, propiedad de Don Santos y Doña Abigail (Palma) pasa por serios problemas a causa de que el patrón está viejo y enfermo y a que sus dos hijos son unos flojos indolentes. Bernardo, quien a base de duro trabajo y el sudor de su frente, se ha hecho de unas hectáreas y empieza a criar cochinos y hasta eso, no le va del todo mal, tanto que hasta les presta contiunamente dinero a los patrones para que no pierdan su hacienda, pero en esta ocasión los hace firmar una hipoteca. Doña Abigail está que trina de coraje pero se muerde un labio y acepta. Bernardo no los ayuda tan desinteresadamente, pero cuando se entera del romance entre Adela y Ramón, le cambia la actitud. A Adela también le cambia,pero la vida cuando le alejan al amor de su vida para ofrecérsela a Bernardo y así recuperar sus propiedades. Y como al final ella se rehúsa y huye, al ver perdidas sus esperanzas,  los Campos Quiroga le destruyen a él su propiedad y su negocio para dejarlo en la calle, eso no los llevará a nada bueno.... 
Una línea que vale por toda la película es cuando Doña Abigail, a punto de marcharse con sus hijos a prender fuego a la propiedad y los marranitos de Bernardo, le dice a su sirvienta:
-Deja de chillar porque nos salas todo, ve y prende una veladora para que Dios nos ayude!
Y aquí es donde o te botas de la risa o haces como yo, que me quedé estupefacto! Cómo que "Dios nos ayude" cuando van a cometer el crimen más espantoso no sólo en contra de Pedro, sino de los cochinitos, que ni culpa tienen de nada y se van a hacer chicharrón antes de tiempo!
Trivia: Aquí Doña Andrea tenía 47 años y Pedro 38, juntos habían sido pareja protagónica en la excelente cinta DISTINTO AMANECER siete años atrás en 1943. 
En pocas palabras:
El conflicto entre las haciendas de Pedro Armendariz y Andrea Palma es cada vez mas insostenible y Rita Macedo se ve obligada por su autoritativa madre a casarse para salvarlos de la ruina. Todo marcha como mamá planeaba, hasta que Macedo, harta de las manipulaciones decide abandonar a Armendariz para irse con el amor de su vida. Los otros hijos de la Sra. Palma, intentan asesinar a Armendariz y quedarse con todo, pero ven frustradas sus intenciones y encaran la muerte. Pedro, en un impulso de o es mío, o no es de nadie, quema toda la hacienda y deja escapar a los puercos al monte. 

La maldad no produce ningun fruto bueno, ah! Y la Sra. Palma, en camino a tratar de asesinar a Pedro, pide a su sirvienta encienda una veladora para que Dios le ayude y que todo les salga bien!!!