Wednesday, October 24, 2012

> Renán Moreno

Hoy se celebra el día del plomero, y como aquí el plomero es mi mujer, pues enhorabuena!

En alguna época de los ochentas, Joel Garza me invitó al teatro a ver CLEOPATRA METIO LA PATA (original de Alfonso Paso), adaptada por los regiomontanos Jaime Romeroll y Raúl Garza, y donde actuaba Renán, Julio Martell, Memo Alanís, con música original a piano de René Abrego. 

La comedia era divertídisima pues Renán, un gigantón que más bien podría haber hecho a Herman Monster, era Cleopatra. Entre los personajes estaban Hagameelplis, Quitenmesta, y otros con nombres aún más ridículos...
También en esa época se estrenó la de CLAUDIO... ERES ESO? (Que originalmente se llama NORMAN, IS THAT YOU? De Sam Bobrick y Ron Clark he inició como obra de teatro también, pero que solo duró 12 representaciones y después se hizo la película). No sé cuanto duró en cartelera la puesta de los 80s, donde el personaje de Gabriel lo hacía Páez, pero hizo historia años más tarde, gracias al ángel de Renán, porque de 1995 a 2001 tuvo un éxito inusitado, alargándose y alárgandose las temporadas, que incluso tuvieron que tomar un descanso y en su espacio pusieron SABADO SIN FIN con Mónica Lozano, por 99 funciones, mientras Claudio se recuperaba.

La ventaja para quienes hemos dejado de disfrutar del teatro en el teatro, como debe de ser, es que Renán ha estado produciendo los videos de estas obras y así he podido ver de nuevo la de Mata Hari - vestida para espiar, en sus 100 representaciones reposición 2009, Claudio... eres eso? (que vimos hasta casi aprendérnosla en los 90s), Mi mujer es el plomero (que es la única que no me ha gustado del todo porque en ella Renán hace de heterosexual y la verdad la verdad, sí se ve raro y además porque es un entradero y salidero de personas por muchas puertas y en eso se les pierde toda la gracia.
Renán como Cleopatra, como Mata Hari, como Gabriel... pero no como viudo conquistador, por favor! Ah! Y sí, que le cambien en nombre al Teatro Versalles por el de Renán! Lo merece!