Friday, January 27, 2012

> The boy in the striped pajamas (2008)

Hoy, día internacional de la recordación del holocausto, en que se celebra un aniversario más de la liberación de los prisioneros en Auschwitz comentaremos esta película.

La historia es estrujante. Aunque no sea verdad, aunque no este apegada a la novela homonima de John Boyne, y aunque la novela misma no tenga datos realistas y verdaderos, es emotiva.

Quizas la novela solo haya usado a dos personajes de esa edad para hacernos sentir lo equivocado que es andar en guerras y lo que afecta no solo a los adultos, sino a seres inocentes, que ni han decidido ni han rechazado nada, que solo son victimas de las circunstancias de los adultos...

No es lo mismo leer un libro de historia, leer una biografia, ir a ver fotografias del holocausto a un museo, o escuchar a alguien que no lo vivio, que ver una dramatizacion.
Aqui, cuando aparece el hombre de las hortalizas y que ademas pela las papas, uno se da cuenta de inmediato que ha sufrido y su apariencia fisica lo demuestra, su forma de andar, su forma de hablar, hacen ver que el es consciente de que es un muerto viviente, el sabe que ya no es nada, que nada tiene remedio, que todo esta perdido, y aun asi, es una persona amable, lleno de paciencia y amor.

Los niños son ninos y no miden la consecuencia de las cosas, Bruno delata a Shmuel despues de que el mismo le ofrecio un pan y despues se arrepiente, Shmuel no sabe los motivos que lo mantienen encerrado como animal de zoologico.

Esta pelicula me hizo preguntarme una vez mas en mi vida porque algunas cosas son como son y porque nadie ha hecho nada por evitarlo. Tal vez asi es la vida y eso esta en la naturaleza del ser humano. Es verdad que murio mucha gente en manos de los nazis, y eso ahora es parte del pasado, y nunca debe volver a ocurrir; pero en Africa siguen muriendo de hambre, malaria, de sida, conflictos internos, debido a las lluvias temporales, y por muchisimas razones y en casi 50 años nada se ha arreglado, y eso, tambien es un crimen.